Pacer Solid Jet Black: un maillot que nace con el objetivo de perdurar

En la Cold Series 21-22 de Gobik, la creación del nuevo maillot “Pacer Solid Jet Black” supone un hito para la marca. Hablamos de una prenda que deja huella, trazando una línea sobre lo anterior para abrir la ventana a nuevas formas de crear textil ciclista.

“Creo que es un punto de inflexión, un salto patente. Cambia respecto a cómo interpretaban los maillots largos. Me ha recordado por su sobriedad a marcas del norte de Europa, lo digo como lo siento. Su tacto resulta espectacular, es suave, como un guante. Denota una mejora muy potente” afirma José Luis Martínez, ciclista, tester y buen conocedor de Gobik estos años.

Gobik Pacer Solid Jet Black

En su concepto ha funcionado la perenne ambición de la marca por ensanchar el terreno de juego: “Queríamos explorar nuevos tejidos diferentes a los que hemos estado utilizando hasta ahora, ya que este Pacer está compuesto principalmente de poliamida, mientras que las versiones sublimadas son en poliéster, que aun siendo compuestos parecidos, ofrecen diferencias entre sí” responde Ángel Lencina, desde producción de Gobik, cuando le preguntamos por el hueco que viene a cubrir el nuevo “Pacer Solid Jet Black”.

Su trabajo no ha pasado desapercibido para José Luis que detecta que “han hecho ingeniería de producto y se han sacado de la manga un tejido sobresaliente que llama la atención por su elasticidad y ajuste, sin arrugas en los brazos”.

“Es muy agradable y suave al tacto…sensación casi de algodón. Conviene recordar que no es una chaqueta, es un maillot. Al no tener que llevar membrana cortaviento, puede ser más elástico” ahonda José Luis.

A esa percepción Ángel añade que “está compuesto principalmente por un tecno-tejido de micropoliamida con tacto ‘melocotón’ que no sólo protege contra los rayos UV (UPF 50+), sino que se adapta al cuerpo como una segunda piel, siguiendo con precisión los movimientos de la masa ósea y muscular del ciclista”.

Gobik Pacer Solid Jet Black

Válida para casi todas las estaciones

Todo nace del maillot “Pacer”, lanzado el año pasado, una prenda que “tuvo una buena aceptación por parte del cliente y puntos de venta oficiales. Es muy polivalente y se adapta muy bien al usuario, independientemente de su complexión” prosigue Ángel.

Baza ganadora buena parte del año: “A nivel de uso, sería igual que un Pacer tradicional, para temperaturas medias/frías (combinado con chaleco) de entre 9ºC – 17ºC” apunta Ángel. “Su rango de uso es de entretiempo, e incluso en lugares más templados, como el Mediterráneo, puedes usarse a lo largo del invierno, siempre combinado con primera capa de merino y chaleco” aporta José Luis, quien nos ha destripado la prenda parte por parte.

“Son muchos los elementos que me llaman la atención. Por ejemplo, los bolsillos de rejilla, atrás, le dan un toque estético y para guardar el móvil son perfectos pues evitan la condensación de sudor. Siguiendo con la parte trasera, incorpora un par de tiras reflectantes. El cuello es un poco holgado, suave y tejido blando, para poder ponerte la bandana. Las mangas se ajustan a todo tipo de complexiones, incluso en gente alta, con brazos largos, pero tronco delgado. En la zona de las axilas existe una buena ventilación y el ajuste en cintura resulta muy bueno, entallado perfecto.”

Gobik Pacer Solid Jet Black

“Te lo pones y todo va a su sitio” enfatiza.

Ángel tercia: “Buscamos mejor ajuste y comodidad, tacto suave, secado rápido y transpirabilidad y mejor resistencia a roces y abrasiones”.

José Luis la ha probado: “En ruta no da sensación de frío y eso que he salido con temperaturas frescas por la mañana. La prenda se comporta a lo largo de la salida. Admite los kilómetros muy bien, es cómoda, es como llevar un buzo de contrarreloj”.

Sobriedad atemporal

“Por su diseño y color es una pieza para engordar el fondo de armario” propone José Luis quien aprecia un cambio en la política de colores de Gobik: “Con este maillot y la chaqueta Mist Creek la marca va a gente que quiere colores más uniformes y sencillez en las líneas. Con este modelo lo bordan. El Pacer Solid Jet Black es un fondo de armario brutal, te lo puedes poner con lo que quieras, combina con todo, cualquier chaleco o culotte”.

Gobik Pacer Solid Jet Black


Detallito relevante es la cremallera “de tipo invertida en tono gris azulado que aporta un toque de color a la prenda” finaliza Ángel.

En definitiva, como concluye José Luis, el maillot Pacer Solid Jet Black “llena un hueco en la colección de Gobik y abre ventana en otro tipo de gente que busca sobriedad, incluso en una marca tan colorida como Gobik”.

 

Textos: El Cuaderno de Joan Seguidor

Test e imágenes: Llargobike