La segunda vida de la Volta a La Comunitat Valenciana

Cuando Paco Benítez recibió la invitación de Ángel Casero para recuperar la Volta la Comunitat Valenciana hace cuatro años no era cualquier cosa.

Le hacía, entonces, partícipe del legado de casi noventa años de historia. Era la Volta a la Comunitat Valenciana, el sueño de Fabio Regolf, el ideólogo, allá por 1929 de la primera edición de la carrera valenciana.

Ciclista de culto en la década de los diez, Fabio creó la Peña Ciclista Excursionista de Valencia desde donde organizó un par de carreras, la Valencia-Castellón y vuelta, junto a la Valencia-Alcoy.

Dos eventos que cincelaron su deseo por una vuelta por etapas que urdiera los principales enclaves de la región, de las tres provincias de Levante.

Se puso en contacto con un tal Blasco Ibáñez, del diario Pueblo, y los dos cosieron la primera edición de la carrera, la misma que esta primera semana de febrero llenará de ciclismo del bueno las tres provincias para coronar al sucesor de Ion Izagirre, el pequeño de la saga guipuzcoana que hace un año superara a Alejandro Valverde y Peio Bilbao. 

La carrera de casa

Cuando Paco Benítez recibió esa llamada le ponían sobre la mesa la carrera de casa. Ciclista con Vitalicio, antes con Kelme, Paco dejó el ciclismo el año 2000.

“Siempre recordaré que me enamoré del ciclismo en una etapa de la Volta a la Comunitat Valenciana de 1984. Acababa en mi pueblo, la Vall d´ Uxó. Fue un día grande, nos dieron fiesta en el cole y nos llevaron a ver la carrera. Aquel día ganó Peio Ruiz Cabestany, pero el corredor que todos queríamos ver era un tal Bernard Hinault, todos hablaban de él” rememora Paco.

Hoy es el director técnico de esta carrera, su carrera, la carrera de casa.

Y en su memoria reciente está fresca la experiencia de contribuir a reflotar una competición que estuvo en el limbo entre 2007 y 2016.

“No fue fácil, la verdad. Ten en cuenta que tanto Ángel como yo fuimos profesionales, pero ninguno de los dos teníamos gran experiencia organizando carreras, partimos de cero, aprendimos mucho y cada año mejoramos cosas” relata Paco, que echa cuentas: “Son mil cosas de las que hay que estar pendiente, pero lo que peor llevamos es la incertidumbre, este año la provincia de Alicante ha sido muy castigada por los temporales y alguna carretera prevista se ha esfumado, literalmente”.

Desde el minuto cero de esta reedición, Gobik es socio en la aventura. “Agradecemos mucho su confianza desde el inicio, podemos decir que hay una relación más allá de lo profesional que pasa a lo personal”.

La marca proveerá los maillots de líder de la general, el amarillo de toda la vida, jóvenes, montaña y la combinada.

La Volta a la Comunitat Valenciana de 2020

Siguiendo con el relato, ponemos el foco en el presente, esta edición que empieza ya y que se preña de buenos ciclistas, muchos ya habituales por la zona: “Ayuda mucho que nuestra región atraiga a tantos equipos profesionales. El eje Altea-Calpe es un polo de atracción para ciclistas, recuerdo que en mi época ya venían muchos por equipo, especialmente en Benicassim”.

Si le pedimos tres nombres para el cartel marcamos a Alejandro Valverde “nuestro campeón del mundo”, Tom Dumoulin “estrenando colores en el Jumbo” y Philippe Gilbert “una leyenda”.

Así las cosas, la carrera visitará las tres provincias en cinco días.

Tres momentos estrella: el descubrimiento de Bernia es “nuestra joya de la corona, sin duda, seguro que será espectacular”, la llegada a Cullera “no tendrá la dureza de Bernia, pero también será para ver por el escenario con el mar al fondo” y un clásico, el sprint final bajo el ayuntamiento de Valencia, allá donde la Estació del Nord pone el telón de fondo.

Este será el recorrido de esta Volta a la Comunitat Valenciana de 2020. Aquella edición del 29 del siglo pasado salió del ayuntamiento de Valencia hasta Villarreal para dar inicio a una carrera de cuatro etapas que ganaría Salvador Cardona, líder de inicio a fin.

Textos: El Cuaderno de JoanSeguidor

FotosVolta a la Comunitat Valenciana