La Copa del Mundo es la casa de Carlos Coloma

Este riojano risueño, no muy alto, metro setenta y uno por 65 kilos de poderoso físico, es una de las caras perennes en el BTT mundial. Se llama Carlos Coloma y en las mangas de la Copa del Mundo se siente como en casa.

Las valora y aprecia: “La Copa del Mundo es, con los JJOO y el mundial, lo más importante, un evento a mangas que te mide con todos los corredores durante el año pero también tu capacidad de gestión durante la temporada, tus picos de forma y la consecución de los objetivos”.

Sabe de lo que habla, “la corro desde el año 2000 como élite. Pasé de junior a élite directamente, porque en esa época los sub23 sólo se contaba el primero”.

Carlos Coloma Copa del Mundo GobikLas catedrales del BTT

Si le pedimos dos sitios que definan la Copa del Mundo, no vacila: Nove Mesto y Albstadt.

La primera, en la República Checa, porque es “la manga más populosa, tiene un ambiente tremendo y la que sea posiblemente más natural por el circuito”. En Alsbtadt el circuito no es “el que más me gusta, pero es perfecto para el aficionado que puede verlo bien desde cualquier sitio”.

Pero ¿qué tipo de circuitos le gustan a Carlos Coloma? “Me gustan los circuitos tipo de los Juegos Olímpicos por lo táctico y rápidos que son Tokio en teoría será así” nos comenta, e incide que “tengan zonas explosivas y artificiales”.

Ahora viene la manga de Andorra, “una carrera con mucha gente y circuitos son espectaculares”. Aquí tenemos un circuito “muy duro y muy natural. Tiene zonas de piedra complicada, se corre a 2000 metros y asimilo muy bien la altitud”.

Correr alto, volar alto, en Andorra Coloma lleva un par de octavos puestos y ha ganado alguna carrera de hors categorie. “Creo que fui el doceavo en el mundial que se hizo en Andorra. Iba en el grupo del siete al doce, pero lo de muchas veces, se me cayó la cadena, pero estuve en la pelea”.

Carlos Coloma Copa del Mundo GobikCanadá en el corazón

Un recuerdo de la Copa del Mundo….“Sin duda aquella manga de Canadá con un podio muy luchado en la carrera más emblemática de la Copa de Mundo, con 27 años de trayectoria” rememora. Aquello fue en 2012, el año de los juegos de Londres.  

Este año el equipo de Carlos Coloma compite con el nombre de BH Templo Cafés, un equipo moderno, bien diseñado, que busca la profesionalización del oficio y que viste Gobik.

“Gobik nos da todo lo necesario para competir y entrenamiento. Sus prendas se adaptan de maravilla, en especial una pieza muy importante como el culotte” describe el biker.

“Pero no sólo les valoramos por el nivel de prestación, también en lo estético, que te veas guapo es también importante” completa. 

Ahora mismo el objetivo es “volver a estar el top ten y entrar en algún podio. Queremos mostrar el potencial del equipo, del BH Templo Cafés”, un equipo que define como “muy moderno, de la nueva era del BTT, una modalidad que también ha cambiado mucho. Antes el staff era no era 100% profesional y ahora tenemos gente a full con nosotros”.

Con ello admite que “las marcas se interesan por nuestro proyecto y mejora la estructura propia, instalaciones propias con gimnasio, cafetería, vestuario, mecánica y almacén de bicicletas”.

Ese centro lo tienen en La Rioja, en su pueblo Albelda de Iregua, y allí acercan el mejor BTT al aficionado, creciendo desde cero, sentando las bases para que el BTT español entre en el siglo XXI con todas las consecuencias.

Textos: El Cuaderno de JoanSeguidor

Fotos: Archivo del equipo BH Templo Cafés