Ivan Basso nos presenta el Eolo-Kometa

Días felices en casa de Ivan Basso, y por ende entre los mentores de la Fundación Alberto Contador, con Fran y Alberto, al frente. “El Giro es nuestra carrera, la que más sentimos en Italia. El día que nos confirmaron la invitación fue uno de los más felices que recuerdo” explica Ivan Basso con tono de satisfacción.

La invitación de Eolo-Kometa bendice la “punta del iceberg” de proyecto que nace de la misma raíz de la mentada Fundación, poniendo un horizonte en la mente de los no pocos miembros de la estructura. Entre unos y otros “hablamos de 25 personas de staff y unos 40 ciclistas” precisa Basso.

EOLO-KOMETA MAILLOT GOBIK

A su vez es la culminación para el equipo pro-continental que hace tres años surgiera para ir “quemando etapas, creciendo poco a poco. Eolo es un gigante en su sector, su compromiso con nosotros es de tres años, pero con la certeza de que, si hacemos bien las cosas, iremos a más tiempo” prosigue el ex ciclista.

Once años después en el Giro

En 2010, el Giro de Italia finalizó en la hermosa Arena de Verona con Ivan Basso vestido de rosa tras veintiuna etapas memorables, en una de las ediciones más espectaculares de la época modera de la carrera rosa. Once años después Ivan Basso cierra el círculo, a la carrera que fue como niño y luego como ciclista, ahora acude como cabeza visible de un equipo.

“Es la culminación de un sueño y el trabajo de estos tres años. Hemos confeccionado una plantilla equilibrada, con jóvenes y más veteranos que esperamos sea la mezcla perfecta” describe sobre bloque de veinte ciclistas en el que destacamos a cuatro españoles: Sergio García, Arturo Grávalos, Alejandro Ropero y Diego Pablo Sevilla.

IVAN BASSO - GIRO - EOLO-KOMETA

En ese sentido, Ivan afirma que “en este equipo no hay cuota de nacionalidades y tenemos un ojo puesto en lo que viene de los equipos de la Fundación, de hecho el campeón italiano juvenil contra el crono estará en las categorías inferiores de la Fundación”.

El objetivo es estar entre los mejores de la categoría pro continentales haciendo valer el peso de lo colectivo: “No es algo sencillo, lo sabemos, pero queremos estar lo más arriba posible. Somos conscientes que no tenemos un Van der Poel como el Alpecin, pero nuestro valor reside en lo que pueda lograr el grupo y aportar cada uno”.

Y en esa escalada, Eolo-Kometa plantea su crecimiento deportivo sobre una sólida relación con los mecenas, “que no sean sólo patrocinadores, que estemos en contacto constante” indica Basso. En ese sentido se establece la colaboración de Gobik, un apoyo que “excede la relación normal con un patrocinador. Siempre han tenido una iniciativa que nos ha ayudado mucho”.

EOLO-KOMETA GIRO DE ITALIA

En definitiva es “una colaboración muy estrecha, con feedback de la ropa muy intenso por parte de los corredores, que son quienes llevan la ropa al límite” afirma el ex ciclista que espera “ganar una etapa en el Giro”, un sueño que no es imposible, como el hecho de “disputarle” a UAE la carrera exclusiva de equipos vestidos por Gobik. “Eso lo veo más difícil” suelta mientras sonríe…

  

Por El Cuaderno de Joan Seguidor

Fotos Atila Madrona