A fondo: Culotte GRIT, el nuevo "multiusos” de Gobik

Cuando Gobik sacó, hace un par de meses, su colección off road, de ropa hecha para disfrutar de la bicicleta con ese punto, como diría Flecha, “más canalla”, abrió una puerta que, como el campo que asaltamos con nuestra gravel, ofrece un territorio infinito.

Fruto de esa evolución hacia otros ciclismos, más libres y rebeldes, es este culotte “Grit”, que cumple varias funciones que el ciclista busca en sus salidas largas y de gravel.

Culotte GRIT con bolsillos laterales y posteriores

Hablamos de un culotte de carga, es decir, una novedad en toda regla dentro del catálogo de marca, que viene a satisfacer la necesidad de ese tipo de ciclista que quiere algo bueno, resistente y eficaz, para salidas de larga duración que necesitan de llevar bastantes cosas encima.

Más corto para salidas inciertas

La primera novedad que detectamos en el “Grit” son sus perneras más cortas: “Se trata de un patrón completamente nuevo, no hay nada parecido anteriormente en Gobik -nos cuenta Ángel Lencina, desde producción-. El corte de la pernera resulta más corto por impresiones que nos transmite el practicante de gravel”.

Chica biker por un camino de grava con el culotte cargo GRIT de Gobik

Aunque la pieza está pensada para ser utilizada sola, en un momento se podría combinar con los shorts “Commuter” y “Ranger”, sin que el ajuste se viera por debajo del pantalón. Combina también bien con las camisetas Volt.

Lo cierto es que la licra de la pieza ya se nota diferente, como más sólida: “Es algo más pesada, más resistente. El culotte está pensado para acceder a senderos estrechos y por tanto a sufrir roces y raspaduras de ramas y otros elementos que surgen en el camino”.

Su peso es de 184 g (talla M).

Las perneras se fijan en diferentes franjas de silicona en vertical, muy finas y separadas “como las del Absolute Revolution, con líneas verticales de silicona que funcionan bien, sin agobiar como la típica cinta elástica entera. Se notan menos y por tanto son más cómodas” añade Jose Llargo, tester ciclista de la marca.

Culotte GRIT inserciones de silicona en perneras

En los bolsillos está la clave

Añadida a su resistencia en senderos “hostiles” y salidas largas, la gran clave de la pieza son los diferentes bolsillos que se reparten por la misma. “Creo que los bolsillos son el gran valor de la prenda, los laterales molan mucho, puedes llevar el móvil bien fijado, barritas energéticas… Por otro lado, los bolsillos, si van vacíos, no los notas, no molestan, su corte láser sin costuras los hace muy cómodos. Cada vez hay más gente que no entiende salir con el móvil en otro sitio que no sea ahí” apunta Llargo.

Bolsillos laterales del culotte cargo GRIT de Gobik

Señalar que el culotte ofrece hasta cuatro bolsillos. Dos en sendas perneras y otros tantos al final de la zona lumbar. Los laterales, en caso de no ser usados, “casi no se perciben, pues quedan muy bien acoplados al cuerpo del culotte. La parte interior es una especie de rejilla transpirable para cuando llevas cosas” describe Ángel, que incide en el tamaño de los mismos: “Son bastante grandes, prácticamente cabe la mano entera y puedes llevar todo tipo de cosas que vayas a necesitar en la salida”.

Sobre los situados en la zona lumbar, Llargo completa que “son buenos para guantes y otras prendas. También puedes llevar llaves de casa o alimentos, el móvil no, pues son más pequeños. Los bolsillos en su conjunto son útiles para largas rutas en gravel, de esas en las que te pierdes por el bosque y no tienes fácil avituallar”.

Bolsillos traseros del culotte cargo GRIT de Gobik

Y concluye: “Los bolsillos del maillot resultan ideales para nutrición deportiva, según vas consumiendo, y los del culotte te dan opción de ir guardando envoltorios, para tener las cosas separadas, que no se contaminen unas con otras”.

Tirantes transpirables y badana fiable

“Los tirantes son muy chulos. Me gustan porque para el verano resultan transpirables y se adaptan al cuerpo” sigue explicando Llargo. Su disposición acanalada supone otra novedad en la marca, como nos confirma Ángel.

Tirantes del culotte cargo GRIT de Gobik

Sobre la badana se vuelve a utilizar la K10 en versión hombre, y la K9 en versión mujer, ambas caballos ganadores en estos casos. “Tienen una memoria elástica y estructura de extracción del sudor -concluye Ángel- que las alinean con el resto de elementos para tener un culotte perfecto en salidas largas por terrenos irregulares, lleno de baches y botes”.